7 errores mortales que te harán parecer un pardillo al montar tu blog

errores-montar-blog

Empecemos por el principio: Seguramente cuando empezaste con tu blog simplemente pensaste sobre qué tema querías escribir, encendiste tu ordenador y empezaste a escribir.

  • Se supone que esto de los blogs va de eso, de escribir y mostrarle al mundo tu mensaje.
  • Se supone que es algo sencillo, divertido, apasionante… ¿pero realmente lo es?
  • La cosa es que casi siempre, al cabo de los meses te das cuenta de que…

Cualquiera puede empezar un blog, pero lo realmente difícil es tener lectores

Como cualquiera que haya creado su blog y lleve escribiendo durante más de un par de meses sabe, conseguir lectores es bastante difícil.

Aparte de tu madre, un par de amigos y tu mismo, poca gente lee tu blog. Esa es la cruda realidad y no mola, no es sexy ni tiene nada de glamour.

Lo normal es que la mayoría de la gente haya abandonado su blog a los pocos meses debido a esta falta de lectores (y de motivación). Admitámoslo ¿a quién demonios le gusta hablarle a una pared?

Pues al principio de tener un blog pasa lo mismo. Escribes y escribes pero a nadie en todo el universo parece importarle lo más mínimo.

Es normal también preguntarse qué es lo que hacemos mal o cómo diablos conseguir más visitas y más lectores. En esa fase, es cuando empezamos a buscar respuestas por todo internet y empezamos a hacer cosas raras simplemente porque hemos leído en algún sitio que haciendo eso tendremos más visitas.

Por lo tanto, si no quieres parecer un pardillo, déjame que te explique los 7 errores mortales que casi todos cometemos cuando estamos empezando con un blog.

1. Volverse loco con el SEO

como-funciona-seo

Si nadie puede encontrar tu blog, pocos lectores vas a tener ¿verdad? Así que empiezas a investigar sobre todo esto y te das de bruces con el todopoderoso SEO.

Empiezas a leer que hay que optimizar el blog, que hay que hacer sesudos estudios de palabras clave y un montón de cosas más. En este punto pueden pasar varias cosas, pero lo más típico es que empieces a hacer cursos sobre SEO, a gastar dinero en herramientas, etc.

Después de un tiempo intentando convertirte en un Jedi del SEO y después de haber invertido mucho dinero y tiempo en optimizar tu blog, esperas que Google empiece a enviarte toneladas de tráfico. Y no pasa nada.

Bueno, es posible que te posiciones con algunas palabras clave de esas que tienen poca competencia y pocas búsquedas, pero nada de nada con las palabras clave que parten el bacalao. Cero patatero.

¿Por qué? Pues sencillamente porque realmente no sabes cómo funciona el algoritmo de Google. Yo creo que ni ellos mismos lo saben. Es como la fórmula de la Coca Cola.

Lo que hace un año funcionaba, hoy ya no vale de nada y te perjudica. Esa es la cruda realidad del SEO hoy en día.

Conozco gente que su negocio vivía de las visitas que llegaban desde Google e invertían cantidades ingentes de dinero en herramientas, profesionales y optimizaciones para lograr posicionarse. Incluso algunos llegaban a utilizar técnicas black hat para acelerar el proceso.

Muchos de ellos sufrieron muchísimo con los cambios en los algoritmos y pasaron de tener un negocio que facturaba un buen dinero cada mes, a tener que cerrar el chiringuito porque ya no tenían visitas y sin visitas, pues no hay ventas.

En resumen: cuando empiezas con tu blog el SEO suele ser una pérdida de tiempo. Yo te recomiendo que instales algún plugin de optimización SEO y lo configures bien. Con eso basta para empezar.

2.  Pensar que con publicar contenidos interesantes es suficiente

publicar-contenidos

Lo dicen en todos lados ¿no? “Céntrate en crear contenidos interesantes y de valor. Trata de ayudar y solucionar problemas de la gente y ten paciencia, ya que tarde o temprano vendrán los lectores atraídos por el aroma de tu blog de alta calidad”

Todo eso está muy bien, pero no es suficiente. Ojo, no me malinterpretes. Está claro que debes crear contenidos interesantes, que ayuden a tus lectores y que aporten valor. Pero si eso es todo lo que haces, lo llevas claro amigo mío.

Internet es un sitio donde a cada segundo aparece un blog nuevo, con información interesante y que seguro que nadie conoce, ni conocerá. Es como si trataras de explicar cual es el secreto para lograr la eterna juventud en medio de un concierto de heavy metal; da igual porque nadie te va a escuchar.

Tienes que ser capaz de ir un paso más allá de eso de publicar contenidos interesantes. Tal vez lo que para ti resulta interesante, a los demás les importa un pimiento. Tienses que ser capaz de escribir contenidos que a los demás les guste compartir. No quiero ser duro, pero es la realidad. Si quieres escribir únicamente para ti, pues entonces está bien.

Pero si lo que de verdad quieres es escribir para que la gente te lea, deberás ponerte en el lugar de tus lectores y hacerte las preguntas correctas. ¿qué problemas son los que siempre tengo? ¿qué es lo que nadie me cuenta? ¿cómo puedo solucionar tal cosa? ¿cuál es el atajo para llegar a tal sitio?

En resumen: publicar contenidos de calidad está muy bien, pero hay algo más y tendrás que averiguar qué es. No te duermas en los laureles.

3. Contar historias sobre tu vida

storytelling

A la gente le encantan las historias. Todo el mundo lo dice y ahora está muy de moda eso del storytelling. A fin de cuentas, en la tv y en le cine lo que importan son las historias. Eso es lo que le gusta a la gente, seguir una buena historia. Por lo tanto, también debería funcionar en tu blog ¿a que sí? Mmmm…

Así que te pones manos a la obra y empiezas a escribir sobre cosas que te pasan en tu vida diaria y lo intentas llevar hacia la temática de tu blog, sea cual sea.

Aquí podemos caer en la trampa de pensar que nuestra vida es super interesante y que a todo el mundo le va a gustar. La realidad es que es muy posible que esas super historias que cuentas en tu blog solo le interesen a tu madre y a cuatro amigos tuyos (por el simple hecho de cotillear).

Para contar una buena historia hay que tener algo de pericia escribiendo, sino puede convertirse en un auténtico coñazo.

En resumen: está bien que practiques storytelling, pero no pienses que eso va ni a atraer más lectores a tu blog ni a hacer que tu blog se vuelva el más interesante de internet. Incluso si tienes una historia super interesante, es muy probable que la cagues al contarla si estás empezando. Así que practica.

4. Perder horas y horas rediseñado tu blog

mockup

Admitámoslo: cuando estamos empezando y aprendemos un poco cómo toquitear WordPress para instalar plugins, plantillas, etc tenemos muchas papeletas para caer en la trampa de buscar el diseño perfecto. Créeme, yo llevo diseñando páginas web y blogs desde hace años y se de que te hablo.

Es surrealista la de tiempo que se puede perder dándole vueltas al tema del diseño. Vamos a ver, es importante, pero no tanto como para que no publiques tu blog o tu web porque el color de un botón no te termina de convencer.

Seguramente pienses que si tu blog tiene un diseño simplón y cutre, la gente llegará y pensará que eres un principiante que no tiene ni puñetera idea de lo que está hablando y se marcharán sin remedio. Así que decides que hasta que no tengas un diseño espectacular que ofrecer a tus lectores, publicar nuevos contenidos es una absoluta pérdida de tiempo.

Pero lo cierto es que normalmente las cosas no funcionan así. A la mayoría de los lectores no les va a afectar lo más mínimo que tengas un diseño simplón. A menos que tu diseño sea tan desastroso que impida a la gente leer lo que publiques, seguramente si tus contenidos son mínimamente aceptables te darán el beneficio de la duda.

Un buen diseño es importante cuando estamos en una fase más avanzada, cuando tratas de que las visitas que llegan a tu blog se registren en tu newsletter o que compren algún producto que vendas. Pero para leer tus contenidos, no hacen falta virguerías.

En resumen: lo más rápido es que compres una plantilla Premium para WordPress, la instales y que empieces a publicar cuanto antes. Una vez que tengas movimiento, ya podrás invertir algo de tiempo o de dinero en personalizarla a tu gusto.

5. Escribir cada día

escribir-cada-dia

Esta es otra de las cosas que se suelen escuchar a menudo. “Si quieres lectores, debes escribir cada día”. Lo cierto es que hay muchísimos bloggers de éxito que escriben cada día y cuentan que es gracias a eso que han llegado al éxito.

Pero también es cierto que hay otros muchos bloggers de éxito que escriben una o dos veces por semana. ¿Quién tiene la razón?
Pues seguramente ambos, pero lo que si que te puedo asegurar es que si te pones como meta escribir a diario cuando estás empezando con tu blog, no vas a durar mucho.

Escribir a diario requiere fuerza de voluntad, constancia y una buena gestión del tiempo. Es como cuando dices que vas a ir cada día a correr y al final nunca tienes tiempo. Uno no empieza corriendo todos los días, el cuerpo tiene que aclimatarse. Lo mejor es empezar un par de días a la semana andando. Luego amplias los días y el tiempo que pasas con las caminatas. Más adelante, empiezas a correr distancias cortas en días alternos, hasta que al final eres capaz de salir a correr todos los días sin agobiarte.

Pues con lo de escribir en un blog pasa algo parecido. No te fijes en los bloggers de éxito que llevan años aporreando sus teclados. Mejor márcate metas más modestas pero que estés seguro de que las puedes alcanzar. Yo siempre recomiendo empezar por escribir una vez por semana (yo mismo suelo seguir ese ritmo de publicación, aunque hay temporadas que subo incluso a dos o tres a la semana).

En resumen: si se te mete en la cabeza que tienes que escribir a diario, lo más probable es que termines escribiendo artículos de relleno que no interesan a nadie, simplemente por cumplir con tu marca diaria. Creo que es mucho mejor un artículo interesante, bien escrito, largo (más de 1000 palabras) y con chicha, que un cutre artículo de 300 palabras que lo único que hace es repetir cuatro palabras clave y marear la perdiz sin decir nada.

6. Perder el tiempo con las redes sociales en lugar de centrarte en tu blog

redes-sociales-perder-tiempo

De nuevo, estamos ante el clamor popular. Todo el mundo dice que hay que estar en las redes sociales, que facebook o twitter son buenas fuentes de tráfico para los blogs. Y la verdad es que tienen razón…cuando tu blog ya cuenta con una buena base de seguidores.

Solo tienes que darte una vuelta por las redes sociales para ver que los bloggers más populares tienen miles de fans en facebook y otros tantos miles de seguidores en twitter. Resulta evidente que si publican algo en sus perfiles sociales van a obtener un mínimo de respuesta por parte de sus seguidores.

En cambio, si tu has empezado hace poco, lo más probable es que volvamos a la gran audiencia consistente en “tu madre y tus amigos”. Así que tampoco hace falta que te pases el día publicando cosas en las redes sociales esperando que llegue una avalancha de tráfico a tu blog.

La mejor estrategia es que te centres en tu blog, en crear contenidos y no perder la paciencia hasta que empieces a tener una pequeña base de seguidores.

En resumen: no pierdas el tiempo en las redes sociales si estás empezando con tu blog y dedica todos tus esfuerzos a crear y mantener un blog de calidad. Ya tendrás tiempo de contratar un community manager cuando seas un blogger famoso.

7. Vivir en los mundos de Yupi y esperar que te lleguen toneladas de visitas a tu blog en poco tiempo

los-mundos-de-yupi

Seamos realistas. Cuando empiezas un blog apenas tienes visitas. El primer día tendrás cuatro visitas de amigos y familiares, pero no serán visitas constantes.

Así que mentalízate para lo que yo denomino “predicar en el desierto”.

No te agobies con el tema de las visitas, pero te adelanto que puedes pasarte hasta un año teniendo 20 o 30 visitas diarias (eso si publicas por lo menos una vez a la semana de forma constante). Es algo habitual tardar en lograr una buena cantidad de tráfico para tu blog.

Dependiendo de la temática del blog, la calidad de tus publicaciones, el networking que hagas, etc. variará el tiempo que tardes en lograr posicionar tu blog y tener una audiencia constante que te visite asiduamente.

Como te digo, suele ser un error común pensar que vas a tener muchas visitas o por el contrario, pensar que 20 o 30 visitas diarias son muchas.

En resumen: no esperes mucho tráfico al principio. Deberás tener paciencia y ser constante aunque no veas resultados inmediatos. Recuerda que Roma no se hizo en un día.

2 comentarios en “7 errores mortales que te harán parecer un pardillo al montar tu blog”

  1. ¡Más razón que un santo!

    Ahora que como tenemos confianza, para ponernos quisquillosos con el post…. jajajaja

    Yo le añadiria la coherencia entre cuanto estan invirtiendo en dinero y tiempo VS las expectativas que tienen.

    Por ejemplo, si el blog es para trabajar un proyecto personal serio con tu Marca Personal o un proyecto de empresa… yo añadiria el error de querer hacer todo en modo «Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como….»

    Detallitos como el diseño, esa pantilla premiun son claves para captar lectores fieles desde el minuto cero. Al menos es mi opinión… vivimos en un mundo en el que se «come por los ojos» y con los blog no va a ser distinto.

    Un saludo amigo Cabello!!

    • Hombre, el tema de las expectativas podría encajar en el punto de los mundos de Yupi.
      Lo de «Juan Palomo» y querer hacerlo uno mismo todo, pues es comprensible cuando estás empezando. Lo que sí que es cierto es que si tu objetivo es mínimamente serio, vas a tener que invertir en tu blog sí o sí.
      Muchas gracias por tu comentario Jorge!

Deja un comentario

Responsable del fichero: ​Jose Cabello .Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales.La Legitimación; es gracias a tu consentimiento.Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, imitación o Suprimir tus datos enviando un email a ​jose@josecabello.net o ante la Autoridad de Control.Encontrarás más información en mi política de privacidad

 

Share This