¡Atención! Sólo para autónomos o pequeños empresarios

El problema que nadie te ha explicado y que es el responsable de que tu web no te esté generando ventas y clientes de una forma constante

El GRAN engaño del diseño web. En esta página te voy a explicar lo que ningún otro diseñador te ha explicado nunca, porque sencillamente no podrían admitirlo.

Si contrataste a un diseñador para que creara la página web de tu negocio hace años pero sigues pensando que una web no sirve de nada porque no te llegan clientes. 

Si has invertido miles de euros en los diseños más modernos, pero sigues sin ver clientes.

O si creaste tu página web simplemente porque todo el mundo lo hacía, aunque piensas que en el fondo no sirve de nada. 

Entonces, lo que vas a leer en esta página posiblemente sea justo la pieza que te faltaba para poder entender la historia al completo…

Sucedió más o menos por el año 2008. Había dejado ​la vida ​como empleado para montar mi propio negocio y ser un emprendedor.

Yo venía de trabajar como informático en una gran empresa durante más de 10 años, así que decidí que mi negocio tenía que ser algo relacionado con la informática y también algo que pudiera hacer desde cualquier lugar, sin horarios y sin jefes.

La elección fue simple: me dedicaría al diseño web.

Tenía experiencia y conocimientos adquiridos durante mi carrera como informático, así que durante una semana me dediqué a diseñar y maquetar la web de mi nuevo negocio.

Recuerdo que pensé: “Esto va a ser coser y cantar”.

¡Qué equivocado que estaba!

Publiqué mi página web, utilizando todas mis habilidades y conocimientos técnicos y me senté a esperar.

¡Pobre iluso!

Sabía diseñar páginas web, sí. Pero no tenía ni puñetera idea de cómo funcionaba internet, ni Google, ni los negocios por internet. ​Las siguientes preguntas atormentaban mi cabeza:

  • check
    ¿Por qué nadie visitaba mi web?
  • check
    ¿Dónde estaban las visitas?
  • check
    ¿Por qué mi web no aparecía en Google?
  • check
    ¿Dónde estaban los clientes?

Lo cierto es que pasados unos meses sin obtener resultado alguno, pensé en tirar la toalla y dejarlo todo. 

¿Cómo diablos voy a ganarme la vida con esto si no tengo clientes? 

Era realmente frustrante no lograr los clientes y las ventas que necesitaba para poder sobrevivir con mi negocio.

Pero si hay algo que me caracteriza es mi cabezonería. 

Tenía un objetivo claro y tenía que lograrlo fuera como fuera.

Así que me puse a investigar por internet y descubrí cosas como el SEO, los blogs, el email marketing o el copywriting.

Ante mi se me apareció todo un mundo nuevo que nada tenía que ver con el diseño web que yo conocía.

Empecé a comprar todos los cursos que encontraba relacionados con todos esos temas.

Me pasaba las noches estudiando y aprendiendo cosas nuevas que aplicaba en mi propia página web. Incluso me saqué un master en Marketing Digital en una prestigiosa Escuela de Negocios. Así de decidido estaba a aprender todo lo que hiciera falta.

Por el día me dedicaba a atender los pocos clientes que me llegaban gracias al método tradicional por excelencia, el boca a boca.

Al cabo de un año, había cambiado y rediseñado mi web por completo. Había creado una estrategia y un plan de marketing digital diseñado para atraer clientes y vender mis servicios.

Entre otras cosas había añadido un blog donde publicaba artículos de forma semanal. También había reescrito todas las secciones de mi web y había creado una newsletter que enviaba a mis suscriptores.

Además, invertía cada mes en publicidad online como Google Adwords y Facebook Ads.

En pocas palabras, 

Había creado una estrategia de marketing que tenía como eje central mi página web.

No te voy a decir que enseguida logré una explosión de visitas, ventas y clientes, porque no fue así. Todo esto es más complicado que lo que te ​cuentan por ahí. No existe ningún botón mágico que al pulsarlo te haga tener clientes y ventas.

Lo que sí descubrí y me quedó realmente claro es que para que una web fuera algo rentable para una empresa, era necesario tener en cuenta y hacer una serie de cosas que la gran mayoría de la gente no estaba haciendo.

¿Qué te parecería saber que con el paso de los años he logrado crear un sistema propio de trabajo que aplico con mis clientes y que realmente funciona?

Una página web es solo una pieza dentro de un engranaje, que si está correctamente montado, te proporcionará lo que necesitas para tu negocio: clientes y ventas.

Si creas una página web para tu negocio (un diseñador o tu mismo, me da igual la opción que escojas) y luego no haces nada más, te aseguro que no vas a lograr resultados.

Pero eso es de lógica ¿no? Pues déjame decirte que ese es precisamente el principal problema que me encuentro a diario.

Diseñadores que crean páginas web muy bonitas que no sirven para nada y clientes que invierten su dinero en esas webs y que luego se olvidan de ellas. Existen mil excusas para abandonar una web:

  • No tengo tiempo para la web.
  • No tengo tiempo para escribir en un blog.
  • No tengo conocimientos sobre internet, las webs, etc.
  • No tengo dinero para invertir en publicidad.
  • No tengo dinero para contratar a alguien que me lleve el marketing.

¿Te suena?

Seguro que sí.

Entonces, ¿cuál es la solución a este problema?

Pues te lo voy a explicar con una frase, porque es justo a lo que yo me dedico:

Crear una página web preparada para vender y posteriormente planear y ejecutar una estrategia de marketing online para captar clientes.

Dependiendo del punto en el que te encuentres actualmente, te puedo ofrecer diferentes servicios.

Porque no es lo mismo estar empezando y no tener presencia en internet, que ya tener un negocio funcionando y buscar ampliar mercado y las ventas gracias a internet.

¿Cómo te puedo ayudar?

Presencia Online

Diseño páginas webs modernas y profesionales que te ayudan a mostrar quien eres y a comunicarte con tus clientes potenciales.

Venta Online

​Diseño tiendas online, pasarelas de pago y en definitiva cualquier solución que necesites para vender tus productos o servicios en internet.

Estrategia Online

​Diseño estrategias de marketing online, embudos de venta, email marketing y campañas de publicidad que te ayudarán a lograr tus objetivos.