¿Tu página web es un mal necesario?

diseno-pagina-web

Te voy a contar una historia:

Juan trabaja para una empresa. Esta empresa podría ser un despacho de abogados, una gestoria, una aseguradora, una oficina de arquitectos o algo similar, para el caso que nos ocupa da igual.

Juan es el director de la oficina. Es el que abre las puertas y enciende las luces por la mañana temprano y es el que las cierra por la noche.

Juan es la mano derecha del dueño de la empresa.

Se encarga de la gestión de la empresa, de todos los detalles que tienen que ver de alguna forma con el buen funcionamiento de la empresa. Eso incluye la página web.

Esa página web lleva online desde 1999 y la verdad es que a nadie le gusta, pero ahí sigue, impasible ante el paso de los años.

El diseñador que se encargó de crear esa página web hace tiempo que desapareció del mapa y la verdad es que a nadie realmente le importó.

El dueño de la empresa ha visto en la tele anuncios sobre empresas que hacen páginas web muy baratas y le dice a Juan que habría que hacer algo con la web, modernizarla. Un par de amigos suyos empresarios le han dicho que han cambiado la web hace poco y están contentos con el resultado.

Juan está encantado porque realmente la página web antigua no le gustaba en absoluto. Así que se pone a buscar información por internet y lo primero que encuentra es que esas empresas que se anuncian en la tele ofrecen precios baratos, pero que al final es el cliente el que tiene que hacer la página web.

Bastante trabajo tiene Juan con su día a día como para tener que ponerse con eso también.

Así que navega un rato por internet, busca 4 empresas de diseño web y pide unos presupuestos.

Al recibir los presupuestos se encuentra con que los precios son 3 veces más altos de lo que costó la web antigua (de 1999) y decide pasarle el marrón al dueño, que decida él.

El dueño de la empresa ve la página web como un mal necesario. Es algo que todas las empresas tienen, pero también algo que su empresa realmente no necesita.

El creó su empresa cuando no existían ni las páginas web ni internet.

Siempre ha confiado en tener buenos comerciales en la calle, poner anuncios en los principales periódicos y alguna cuña en la radio. Vamos, las cosas de toda la vida.

Los presupuestos que tiene son dispares entre si. Unos muy caros y otros menos. Pero el caso es que hasta el más barato le sigue pareciendo caro.

Además unos ofrecen unas cosas y otros otras distintas. ¡Menudo lío!

diseno-pagina-web-3

Para qué se supone que sirve una página web

Como diseñador de páginas web, el problema que me encuentro muchas veces es que las empresas realmente no tienen ni idea de para qué se supone que les va a servir una página web.

Es como algo que hay que tener, por la simple razón de que todo el mundo lo tiene. Es un mal necesario.

Normalmente este tipo de páginas web suelen ser de empresas que ofrecen servicios, ya sean abogados, arquitectos, electricistas, fontaneros o médicos.

Son páginas web frías, sin garra, una especie de folleto informativo colgado en internet.

Suelen estar plagadas de frases del tipo “Dedicados a satisfacer las necesidades de nuestros clientes”, “Ofrecemos soluciones adaptadas a la demanda del mercado”, “Nuestra misión es ofrecer el mejor servicio al cliente”.

Son esas típicas frases vacías que simplemente están para rellenar espacio, pero que nadie sabe bien para qué están ahí.

Si tu página web es así, déjame decirte que tienes un problema y además seguramente estás dejando pasar buenas oportunidades de negocio.

Tu página web no va sobre ti, va sobre tus clientes. Tu página web tiene que ayudarles a solucionar sus problemas.

Todo lo demás sobra.

Cuál es el potencial de una buena página web

Una buena página web puede ayudarte a conseguir cosas maravillosas. Pero la clave está en eso, en que sea una buena página web.

No me refiero a que tenga un diseño bonito o moderno, ni a que utilice la última tecnología o tan siquiera que te tenga que costar dos mil euros.

El 90% de mis clientes llegan directamente a través de mi página web. Yo no tengo comerciales que vendan mis servicios, ni me dedico a llamar por teléfono a empresas para venderles una página web (en cambio a mi sí que me llaman casi cada mes un par de veces).

Una buena página web hace eso: vende tus servicios por ti.

Tener una buena página web es como tener un comercial pateándose las calles 24h al día los 365 días del año.

diseno-pagina-web-4

¿Por qué necesitas una página web?

Si piensas que una página web es un mal necesario, seguramente estarás muy familiarizado con las páginas amarillas.

Ese gran libro de finas hojas donde aparecen todas las empresas de la ciudad. ¿Te suena?

Hace años, ese era el principal sitio donde alguien buscaba cuando necesitaba los servicios de una empresa y no conocía ninguna.

Hoy en día, la gente va a Google y busca cómo pueden solucionar sus problemas.

Tus clientes potenciales, buscan en Google. Tus clientes actuales buscan en Google. La gente va a Google cuando tiene que resolver alguna duda.

¿Por qué no utilizar este hecho como una ventaja competitiva para tu empresa?

Admítelo ¿cuándo fue la última vez que le quitaste el plástico protector a las páginas amarillas y buscaste algo?

¿Cómo puedes utilizar tu página web?

Las páginas amarillas tratan a todas las empresas por igual. Hojas amarillas, tinta negra, nombre de la empresa y número de teléfono.

Si querías que tu empresa resaltase, tenías que pagar para que incluyeran un pequeño anuncio.

Normalmente la mejor forma de posicionarse, era que el nombre tu empresa empezara por la letra A.

En cambio, internet te ofrece un campo de juego completamente distinto.

Es en internet donde puedes explicar tu historia a tus clientes potenciales.

Es en internet donde puedes ofrecer soluciones para tus clientes potenciales y demostrar porqué tu empresa es la mejor opción disponible.

Simplemente ofrece una solución que satisfaga las necesidades de los visitantes de tu página web y te aseguro que habrás captado su atención.

Ofréceles contenidos que les ayuden a solucionar sus problemas e incluye llamadas a la acción.

Estas cosas, cuando se hacen bien y se tienen en cuenta a la hora de diseñar una página web, son las que harán que tu tengas una buena página web y que tu teléfono suene con clientes potenciales.

A menos que sigas pensando que tener una página web es un mal necesario…

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

2 comentarios en “¿Tu página web es un mal necesario?

  1. Buen ejemplo el de contar una historia para clientes que no saben que en su web tienen que contar historias para sus clientes.
    A veces hay que decir NO a algunos clientes que no tienen interés en tener una web enfocada a sus clientes.

    • Ni te imaginas la de veces que me viene alguien pidiendo una web, pero que ni sabe para que, ni por qué. Al final, si no tienes eso claro, cualquier precio va a parecer un gasto y no una inversión.
      Otro problema que va de la mano es que una web por si misma no sirve de nada. Hay que hacer algo para moverla y que la gente la conozca, lleguen visitas, etc. Muchas veces el problema es pensar que “como ya he gastado dinero en la web, ahora tendrían que llegar los clientes solos y si no llegan es que el diseñador algo ha hecho mal”.
      Seguro que tu tienes unas cuantas historias de estas, eh Cesar 😉

Deja un comentario

 

Leer entrada anterior
posicionar-palabras-clave-2
3 razones por las que posicionar palabras clave no es la panacea

Normalmente cuando se habla de SEO o de marketing online, aparecen términos como “posicionar palabras clave”, “rankings”, etc. Si bien...

Cerrar