2 sencillas formas de mejorar la escritura de tu blog

mejorar-escritura

Lo cierto es que escribir en un blog puede ser tan sencillo o tan complejo como tu quieras que sea.

Es sencillo, en el sentido de que prácticamente cualquier persona puede escribir en un blog. Si has ido al colegio o al instituto, esta habilidad la deberías tener cubierta.

En cambio, no todo se queda en simplemente escribir. Si bien como te digo, prácticamente todo el mundo puede escribir en un blog, no todo el mundo sabe cómo escribir bien.

Seguramente puedas escribir un texto informativo, pero ¿sabrías escribir un texto con gancho? ¿qué sea persuasivo? ¿mínimamente entretenido?

Normalmente a la hora de escribir un blog corporativo (o para tu pequeño negocio), lo más normal es acudir a los propios empleados. ¿Quién mejor que ellos mismos para hablar del negocio? Deberían saber (o tu deberías saber si eres autónomo o freelance) qué es lo que los clientes normalmente piden, cuales son sus quejas habituales o qué productos son los que más se venden.

Esto es importante porque es información de alta calidad, el problema es que muchas veces no se sabe estructurar la información de forma que sea lo más efectiva posible a la hora de comunicar y captar la atención de los lectores.

Siento decirte que para lograr ser un buen escritor (aunque solo sea de tu blog), vas a tener que practicar bastante. Realmente no hay un truco mágico que convertirá tus artículos en los más deseados por los lectores.

Aunque no existan trucos mágicos, sí que existen pautas o formas de mejorar tus escritos y eso es de lo que quiero hablarte en el artículo de hoy.

Eso sí, te va a llevar tiempo y dedicación lograr mejorar tus habilidades, pero te aseguro que los resultados valdrán la pena el esfuerzo.

1. Escribe constantemente

En muchos cursos sobre escritura, los profesores suelen recomendar a los alumnos que escriban cada día, lo que sea. Ya sea una especie de diario o una serie de historias cortas, lo suyo es practicar sistemáticamente.

Esto es como aprender a nadar, que se aprende nadando. Si quieres escribir de forma decente (aunque tampoco se trata de escribir una novela) y que lo que escribas en el blog de tu empresa te ayude para mejorar el posicionamiento, a ganar clientes o mejorar las ventas, no te queda otra que practicar como un condenado.

Stephen King, el genio de los libros de terror, tiene una rutina que se basa simple y llanamente en escribir cada día, incluidos fines de semana y festivos (navidades, cumpleaños, etc. no hay excusa). Cada día sin excepción escribe hasta que llega a las 2000 palabras. Sabiendo esto, no es de extrañar que Stephen King publique tantos libros y que haya logrado posicionarse como uno de los mejores escritores del género.

2. Entrena tus cinco sentidos

Quizá no lo sepas, pero durante muchos años yo toqué la guitarra. Empecé como lo hace la mayoría, tocando de oído. Escuchaba alguna canción que me gustaba y una vez que ya aprendí los acordes más básicos, intentaba sacar las canciones simplemente escuchando y probando.

Cuando yo era un chaval no existía internet y los libros de partituras eran bastante caros. Así que la única opción para aprender nuevas canciones era encontrar a alguien que te las enseñara o afinar el oído hasta lograr descifrar cómo estaban hechas esas canciones.

Con la escritura pasa algo parecido. Esto está muy ligado con el punto anterior. Para mejorar tu estilo y tus capacidades tienes que escribir mucho, pero es que para poder avanzar correctamente lo que tienes que hacer también es leer mucho, analizar y diseccionar lo que lees para lograr descubrir cómo está hecho.

Por lo tanto, tienes que entrenar tus sentidos para ser capaz de diferenciar los buenos textos de los textos malos, los de relleno, de los textos aburridos que no dicen nada.

Una vez que seas capaz de hacer esto, podrás incorporar estas nuevas características a tu propia escritura, a tu estilo personal.

Mucha gente pone como excusa que no tienen tiempo para leer. Yo te puedo asegurar que sacando media hora al día para leer, en poco tiempo mejorarás considerablemente tanto tu velocidad de lectura como tu capacidad de análisis.

Realmente da igual lo que leas, simplemente asegúrate de que sea algo de calidad. Da lo mismo si son novelas, biografías, periódicos o revistas. Lo importante es leer mucho y familiarizarse con la estructura, el ritmo y el estilo de los buenos textos.

Cómo aplicar todo esto a tu blog

Si tuviera que resumir todo lo que te acabo de explicar en una frase, sería algo como “lee mucho y escribe mucho”. Es posible que estés pensando “¿y entonces para que me cuentas todo este rollo? Es de cajón que tienes que hacer eso para ser mejor”.

El problema es que muchas veces sabemos perfectamente lo que tenemos que hacer, pero NO lo hacemos. Ya sea por falta de motivación, falta de un sistema o de un método efectivo, nos convertimos en expertos de la teoría pero fallamos miserablemente en la parte práctica y por eso desistimos a las primeras de cambio.

Con esto te quiero decir que no hace falta que tengas un nivel alto para empezar con tu blog. Lo que tienes que hacer es planificarte un poco y lograr instaurar el hábito de la escritura en tu día a día y hacerlo.

Uno no siempre está inspirado o no tiene un buen día, pero eso no puede ser excusa para que no publiques en tu blog. Yo lo que hago muchas veces que estoy “on fire” es escribir varios artículos de golpe y programar las publicaciones.

¡Así que no le des más vueltas y lánzate ya a darle caña a tu blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ​Jose Cabello .Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales.La Legitimación; es gracias a tu consentimiento.Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, imitación o Suprimir tus datos enviando un email a ​jose@josecabello.net o ante la Autoridad de Control.Encontrarás más información en mi política de privacidad

Share This
Ir arriba