que es un test A B y como puede ayudarte a mejorar tu pagina web

¿Qué es un test A/B y cómo puede ayudarte a mejorar tu página web?

Un test A/B o también conocido como split test, es una de mejores formas que existen para ayudarte a mejorar los ratios de conversión de tu página web y además aprender más sobre los gustos de tu audiencia.

Lo curioso es que pese a su evidente utilidad, no son muchos los que se aprovechan de las ventajas del uso de los test A/B. Es posible que pienses que se trata de algo muy técnico, que lleva mucho tiempo configurar o que tu no sabrás hacerlo y lo cierto es que no siempre es así.

Si tenemos en cuenta que los split tests representan una parte fundamental a la hora de mejorar los ratios de conversión, resulta cuanto menos curioso que mucha gente los ignore.

 

Pero, ¿qué es exactamente todo eso de los ratios de conversión y los tests A/B?

Un test A/B es algo tan simple como una prueba de control, una comparación. Comparamos la versión A de algo, con la versión B de eso mismo para determinar qué versión es la más acertada en función de las métricas que estemos midiendo y buscando mejorar.

Traducido al mundo de internet y de las páginas web, lo que hacemos es separar el tráfico que llega a una página web, para que aleatoriamente se divida entre la versión A de una página y la versión B de esa misma página. De este modo podemos saber cuál es la versión que mejor funciona, es decir la que obtiene mejores ratios de conversión.

Un ratio de conversión no es más que el porcentaje de visitantes que hacen una de las acciones que tenías planeadas. Por ejemplo, si queremos que los visitantes se registren en la página rellenando un formulario, el ratio de conversión sería ese porcentaje de usuarios que terminan registrándose en la página.

Para ello podemos crear 2 versiones distintas de la página de registro y cambiar ligeramente los elementos que la conforman. Podemos cambiar los colores del texto, de los botones, el tamaño, las llamadas a la acción, imágenes, etc.

AB-Testing

¿Qué puedes lograr con los tests A/B?

Gracias a los tests A/B también puedes aprender mucho sobre tus visitantes, lo cual te ayudará a segmentar el tipo de tráfico que recibes para de este modo ofrecerles contenidos y diseños lo más cercano posible a sus preferencias. Por ejemplo, los nuevos visitantes pueden preferir diferentes contenidos si los comparamos con los visitantes asiduos a tu página.

Una página que utilizamos para lograr una acción concreta por parte de los visitantes se conoce normalmente como una landing page o página de aterrizaje. Estas acciones pueden ser tanto el registro de un usuario, como una venta.

Es por esta razón que los tests A/B suelen ser utilizamos muchas veces con las páginas de aterrizaje ya que es posible hacer pruebas con una página hasta obtener mejores ratios de conversión.

Por ejemplo, podrías centrarte en mejorar algunas páginas de tu sitio web que tengan un alto porcentaje de rebote (o lo que es lo mismo, visitantes que llegan a tu sitio web y se van sin haber visitado ninguna otra página o sección de tu web).

En este ejemplo podrías configurar un objetivo para medir la conversión donde los visitantes accedieran por lo menos a otra página después de llegar a tu sitio web.

¿Por dónde empezar?

Para realizar un test A/B debes empezar por elaborar una hipótesis sobre qué tipos de cambios serían necesarios en una página para aumentar el ratio de conversión.

Por ejemplo, ¿un botón para descargar un documento obtendría más descargas que un simple enlace de texto? Para averiguarlo, nos bastaría con crear una versión A de la página con un botón de descarga y una versión B con un enlace simple de texto.

Los resultados del test nos indicaría cual de las dos versiones es la que cumple mejor los objetivos que nos habíamos marcado. Ten en cuenta que para que los resultados sean determinantes debes recibir tráfico suficiente durante un determinado espacio de tiempo.

 

¿Que variables puedes medir para determinar la efectividad de los ratios de conversión?

  • Ventas
  • Registro de usuarios
  • Clicks en banners
  • Tiempo en el sitio web
  • Envío de formularios de contacto

 

¿Qué puedes cambiar para crear diferentes versiones de tus test A/B?

  • Títulos. Tamaños, textos, tipos de letra, colores, etc.
  • Imágenes. Colocación, tipo de imagen, tamaño, etc.
  • Contenido. Cantidad de texto, estilo, fuente, tamaño del texto, etc.
  • Llamadas a la acción. Por ejemplo, prueba diferentes colores y tamaños para los botones de compra, registro, etc.
  • Botones de las redes sociales. Lugar de colocación, tamaño, colores, etc.
  • Logo y slogan. Tamaño, tipo de slogan, lugar de colocación, etc.

 

Guía rápida para poner en marcha tu test A/B

  1. Decide qué es lo que vas a probar.
  2. Prepara 2 versiones de la página que vayas probar (una será la original y la otra la página de pruebas).
  3. No tengas miedo de hacer grandes cambios.
  4. Selecciona una herramienta para crear el test o busca a un profesional especializado en analítica web.
Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

Deja un comentario

 

Leer entrada anterior
Cuales son los disparadores emocionales que nos impulsan a comprar
¿Cuáles son los disparadores emocionales que nos impulsan a comprar?

Cuando seas capaz de descubrir cuales son los diferentes disparadores emocionales que hacen que la gente compre, simplemente podrás vender...

Cerrar