4 mentiras que te dices a ti mismo para evitar lanzarte y montar tu negocio

montar-negocio

Existen muchas piedras en el camino hacia la libertad. Algunas de esas piedras escapan a tu control y no las puedes eliminar del camino, mientras que otras sí que las puedes apartar tu mismo.

Hoy me gustaría hablarte de 4 mentiras que yo mismo me decía antes de dar el salto y montar mi negocio.

Es posible que tu también estés pensando en hacer lo mismo y montar tu negocio, así que espero que lo que te voy a contar pueda ayudarte a dar el paso correcto.

Montar un negocio es algo muy complicado y requiere mucho dinero

montar-negocio-3

Mucha gente piensa que cuando hay que dar el salto y montar un negocio propio, es una especie de todo o nada.

La verdad es que no tiene porque ser así.

Al final todo depende de tu situación personal, pero personalmente creo que lo mejor es empezar mientras tienes un trabajo “estable”.

No se trata de que de la noche a la mañana tengas que montar una cadena de hoteles en 5 países diferentes.

Aunque lo que voy a tratar en este artículo se puede aplicar a cualquier negocio, me voy a centrar en lo que conozco bien, que no es otra cosa que el diseño web y el marketing online.

Lo bueno que tienen los trabajos basados en internet es que no dependen de que tengas que estar en algún sitio físicamente.

Para montar un negocio de este tipo, realmente no necesitas una gran inversión para empezar. De hecho, es bastante barato salir “allí afuera” y empezar. Con poco más que un ordenador, una conexión a internet y muchas ganas, puedes empezar. Además, es mejor empezar en pequeño.

Puedes empezar compaginando tu trabajo actual y por las noches empezar a trabajar en tu futuro negocio.

Creo que es importante hacerlo así, para ir conociendo el terreno que se pisa y contar con una red de seguridad (tu trabajo normal).

Necesitas tener muchos clientes que te garanticen un sueldo decente antes de empezar

montar-negocio-4

Seamos realistas. Si estás trabajando en un trabajo normal durante 8 horas al día, es bastante complicado que logres tener una cartera de clientes que te proporcionen un sueldo decente.

Además, es prácticamente imposible tener el tiempo suficiente para promocionarte correctamente y trabajar en tu marca personal a pleno rendimiento.

En cambio, una vez que das el salto y te lanzas a montar tu negocio full time, el tiempo se incrementa considerablemente.

Yo apenas tenía un par de clientes cuando empecé. Pero en mi caso era o eso o nada. Yo había quemado todas mis naves, había decidido que no quería volver a trabajar por cuenta ajena y que quería ser dueño de mi tiempo y de mi vida.

Venía de terminar en juicios contra la empresa donde trabajaba (que terminó quebrando), así que no me quedó otra que trabajar por mi sueño de no depender nunca más de una empresa, sino de mis propias capacidades.

Hoy día en internet puedes lograr el mismo sueldo que en una empresa (y más), pero tendrás que trabajar mucho más duro al principio.

No te voy a engañar, los principios son duros. Pero también te diré que no esperes a tener un montón de clientes para dar el salto, porque puede que no des nunca el salto.

Tienes que estar dispuestos a vivir cara a cara con la incertidumbre.

Incertidumbre y emprendedor, son palabras prácticamente sinónimas.

Tienes que tener mucho dinero ahorrado antes de dar el salto y montar tu negocio

montar-negocio-5

Prepararse para los tiempos difíciles suele ser uno de los principales miedos del aspirante a emprendedor.

Lo cierto es que existe un equilibrio (y debes encontrarlo), entre tener que ahorrar mucho dinero (y nunca dar el salto porque nunca estás seguro de que sea suficiente) y entre saltar al vacío sin tener un euro ahorrado, lo cual es garantía de fracaso.

Tienes que ser capaz de poder mantenerte durante unos cuantos meses. Cuando digo mantenerte, me refiero a poder pagar tu alquiler o hipoteca, comer y poder pagar tus facturas básicas. Olvídate de lujos al principio.

Un error habitual suele ser pedir un crédito al banco, empezar a todo trapo comprando herramientas o material (ordenadores, tablets, o lo que sea) en plan “empresario» y a los tres meses estar agobiado por las deudas.

Tu principal objetivo al principio es llegar al mínimo necesario para sobrevivir.

Por eso es recomendable empezar mientras aun tienes un trabajo “seguro” que te proporciona un sueldo a final de mes.

Tienes que ser un experto antes de poder lanzarte

montar-negocio-6

Nunca vas a saber lo suficiente. Da igual el negocio que quieras montar o el trabajo que tengas que hacer.

Todo cambia y cada vez más rápido. Lo que ayer funcionaba, hoy ya se ha quedado obsoleto. Así que pretender ser un experto antes de ponerte en marcha, lo único que hará es aplazar el momento de empezar.

En este punto tenemos los dos extremos:

  • El que no tiene ni idea y de la noche a la mañana monta un negocio y se mete un berenjenal del que no sabe salir.
  • El que no se ve capaz de poder sacar el negocio adelante y lo único que hace es formarse (con cursos, masters, internet) con la esperanza de llegar a ese punto donde se sienta seguro de si mismo y sus habilidades.

La verdad es que no tienes que llegar ni a un extremo ni al otro. Creo que el punto perfecto es cuando tus conocimientos son mayores que el de tus clientes potenciales.

Llegado es momento, serás capaz de solucionar los problemas de tus clientes y podrás cobrar por ello sin sentirte mal al no ser un experto ni un gurú.

Al final de lo que se trata es de solucionar problemas.

Que vaya por delante que siempre vas a necesitar unos conocimientos básicos, sea cual sea el negocio que quieras montar o el trabajo que quieras desempeñar. No estoy hablando de que vendas humo, ni te hagas pasar por experto si no lo eres.

Simplemente ofrece soluciones a problemas y cobra por ello.

Cuando uno es emprendedor tiene que tener bien claro que va a tener que estar formándose y aprendiendo constantemente hasta el día en que se muera.

Hay un refrán en inglés que resume perfectamente esta parte. El refrán dice “Fake it, until you make it”, que vendría a decir “Fíngelo hasta que lo hagas”.

Como te he dicho antes, no se trata tanto de engañar a nadie, sino más bien de cambiar la mentalidad y comportarte como si ya fueras ese profesional que quieres ser.

Sin vender humo, sin engañar a nadie, pero solucionando problemas.

Resumiendo

Lanzarse a montar un negocio no es fácil, ya que requiere pasar a la acción, salir de tu zona cómoda y enfrentarte a la incertidumbre.

Realmente no es algo para todo el mundo, pero en cambio sí que es algo que está al alcance de mucha más gente de lo que parece a simple vista.

Si tienes ese gusanillo en tu interior, tienes una idea o inquietudes, o simplemente lo que buscas es mayor libertad de acción, no dejes que estas mentiras autoimpuestas bloqueen tu salto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ​Jose Cabello .Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales.La Legitimación; es gracias a tu consentimiento.Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, imitación o Suprimir tus datos enviando un email a ​jose@josecabello.net o ante la Autoridad de Control.Encontrarás más información en mi política de privacidad

Share This
Ir arriba