El dibujo de Picasso

Una de las formas más comunes que existen para cobrar por un servicio es en base a las horas que lleva realizar el mismo. Yo me pregunto si esa es la forma más óptima que existe, me lo pregunto y me lo respondo. Creo que no.

Lo que si que es cierto es que se trata de la forma más sencilla para calcular el precio. Si cobro 50€ la hora, si el trabajo que sea me lleva 2 horas son 100€. Fácil ¿no?

Este planteamiento choca frontalmente con lo que todos sabemos de sobra; cuando uno es un experto en algo, tarda cada vez menos en realizar un trabajo y posiblemente cada vez esté mejor hecho. Con lo que surje la paradoja de que cuanto mejor soy y más experto me hago, haré mejores trabajos en menos tiempo y por lo tanto eso me lleva a cobrar menos por un resultado superior.

Hay una anécdota del genial Pablo Picasso que plantea este hecho de forma muy gráfica:

El gran pintor Picasso estaba cenando en un restaurante afamado y recibió la amable visita de una mujer, la cual tras acercarle un papel le pidió un dibujo para su hijo.El genial pintor, utilizó su talento y conocimientos y en menos de un minuto acabó un dibujo, satisfaciendo el encargo que había recibido.
El pintor alargó el brazo con el dibujo a la señora y le comentó con total naturalidad: son 50.000 pesetas. La mujer le respondió medio incrédula: Oiga, como pretende cobrarme esa cantidad si solamente ha tardado un minuto en realizar el dibujo. – Es que me ha costado cuarenta años aprender y dominar la técnica para poderlo hacer.

Personalmente creo que es un modelo obsoleto que tiende a globalizar algo que no es global. Cuando me dedicaba a reparar ordenadores muchas veces me llamaban porque el ordenador funcionaba muy mal, no había forma de usarlo. Había veces que no tardaba ni 10 minutos en solucionar el problema, precisamente porque debido a mis años de experiencia nada más verlo ya sabía de que se trataba el problema.

¿Qué es más justo, cobrar los 10 minutos reales o en cambio cobrar un precio fijo por la reparación? Si nos ponemos del lado del cliente, está claro que lo más justo es cobrar el tiempo real, vale, aceptamos barco. Pongamos ahora que un técnico con menos experiencia, ante el mismo problema tarda 2 horas en encontrar el fallo y solucionarlo. ¿Qué sería lo más justo ahora? Mmmmm….

 

El dibujo de Picasso
Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

Otros llegaron hasta aquí buscando:

Deja un comentario