¿Por qué mi web no aparece en Google ni se posiciona en los primeros lugares?

posicionar-web-google

¿Has lanzado tu página web recientemente y has comprobado que no aparece en los resultados de Google, sea cual sea la palabra que buscas?

¿No estás muy seguro de saber cómo funciona realmente Google?

Entonces, este post es para ti.

Si te digo la verdad, esta es una pregunta que me hacen mis clientes constantemente.

“Tengo mi página web funcionando, pero no sale por ningún sitio ¿Por qué mi web no aparece en Google?”

 

¿Lanzaste tu web hace un par de meses y no ves que aparezca en Google?

lanzamiento-web

Si lanzaste tu página web hace un par de meses y aun no ves que salga en ningún resultado de búsqueda, no desesperes.

Es normal.

Cuando se trata de páginas web con un dominio nuevo, normalmente Google se lo toma con calma.

De hecho, creo que no es algo oficial, pero está ampliamente demostrado que todos los dominios nuevos sufren una especie de “penalización” por Google durante un periodo que va de entre 3 a 6 meses.

Llámalo penalización, pausa, periodo de indexación, sandbox, o lo que sea.

La cuestión es que es una especie de travesía por el desierto que todos debemos recorrer.

Es la prueba de fuego que Google nos pone para saber si realmente vamos en serio con nuestro proyecto.

Una comprobación rápida que puedes hacer para saber si Google a indexado tu web es simplemente buscar por el nombre de tu empresa, marca, tu nombre, nombre de tu web, etc.

Si aparece, es una buena noticia.

Quiere decir que por lo menos Google ha visitado tu web y la ha indexado en su base de datos.

Pero nada más.

Si ni siquiera aparece tu web al buscarla por tu nombre, es que ni se ha enterado de que existes.

Si te pasa esto, un truco que suele funcionar es ir a tu perfil de Google+ (si no lo tienes, créalo ya) y publicar algo del estilo “Hola a todos. Ya publiqué mi nueva web en http://www.tuweb.com”.

Con esto nos aseguraremos de que le lleguen señales a Google de que tu web existe.

Otra cosa que también puedes hacer es crear una cuenta de Search Console y enviar el sitemap de tu web para forzar a que Google indexe tu web lo antes posible.

Una vez hechos estos pasos, espera una semanita y vuelve a buscar por tu nombre de empresa, marca, etc.

 

Mi web no se coloca en las primeras posiciones para las palabras clave que yo quiero

mal-seo

“Bienvenido al mundo real” (Matrix dixit)

Esto es algo que a algunas personas les cuesta entender.

En internet existen millones, billones, trillones, e incluso un “gritón” de páginas web además de la tuya.

Además, seguramente la mayoría invierte cantidades ingentes de tiempo y/o dinero en tratar de posicionarlas.

Es normal, esto es un negocio.

Por lo tanto, lo primero es tener claro que no es lo mismo lograr que Google indexe tu página web que lograr que se posicione en los primeros lugares para unas determinadas palabras clave.

Una cosa es que sepan que existes y otra muy distinta que piensen que debes estar arriba en las posiciones.

Si apareces en Google cuando buscas por tu nombre comercial pero no por las palabras clave que te interesan, eso quiere decir que ha llegado el momento de empezar a trabajar el SEO.

 

Cómo funciona Google

como-funciona-google

Todo lo que tiene que ver con el SEO suele estar algo mitificado y confuso.

Mucha gente piensa que esto tiene que ver con brujería o que hace falta contactar con un informático de la NASA para poder posicionar una página web.

Nada más lejos de la realidad.

Google organiza los resultados en base a un algoritmo que tiene en cuenta más de 200 factores a la hora de posicionar todas las páginas web.

 

 

La verdad es que todo esto puede sonar un poco agobiante.

¿Tengo que tener en cuenta más de 200 factores si quiero posicionar mi página web?

La respuesta corta es sí.

La respuesta larga es depende.

Cuando digo que sí tienes que tenerlos en cuenta es porque precisamente Google los tiene en cuenta.

Por lo tanto es algo importante.

Y cuando digo que depende, es básicamente porque tampoco te tienes que obsesionar con esto.

Lo que sí que es importante es conocer cómo Google funciona por dentro.

El funcionamiento de Google se basa en un concepto relativamente simple:

Rastrear enlaces.

Es decir:

Google (más concretamente sus robots) navega por una web y detecta todos los enlaces que existen.

Acto seguido, sigue todos esos enlaces.

Lo cual hace que le lleve a otras páginas webs diferentes donde navegará y encontrará más enlaces que seguir.

Y así sucesivamente.

De esta forma, Google va rastreando todas las páginas de internet y las va clasificando en función de su temática.

 

Cómo hace Google para posicionar una web

Aquí es donde aparecen en escena los 200 factores que te comentaba antes.

Una vez que Google ha rastreado tu página web, la clasificará en su base de datos en función de la temática de los contenidos que hayas publicado.

Ten en cuenta una cosa:

Google es muy listo.

Una vez que tu web está debidamente clasificada, la posicionará o no en función de esos 200 factores que te comenté.

 

La madre del cordero: la relevancia

seo-relevancia

Esto podríamos decir que es lo más importante.

En función de los 200 factores, Google va a determinar el nivel de relevancia de tu página web para determinadas búsquedas o palabras clave.

La forma en que Google determina la relevancia de tu página web es en base a la calidad de los contenidos de tu web, a cómo de relevantes son esos contenidos para una palabra clave dada.

Por lo tanto, podemos deducir que utilizar las palabras clave adecuadas es algo importante.

Además, Google hace bastante hincapié en que los contenidos que tienen que publicar las páginas web deben ser de calidad, únicos y frescos (no es que tengan que salir de la nevera, sino más bien que sean novedosos o que estén actualizados).

Básicamente, los robots de Google están continuamente siguiendo links de las páginas web, analizando los contenidos, aplicando su fórmula de posicionamiento y clasificando las páginas en función de la relevancia.

Todo eso en cuestión de nanosegundos.

 

Cuales son los factores más importantes a tener en cuenta

seo-factores-google

Como te habrás imaginado, de esos 200 factores que Google tiene en cuenta para posicionar una página web, no todos tienen el mismo nivel de importancia (aunque todos cuentan).

Para no agobiarte mucho con esto, yo te recomendaría que prestaras especial atención a los siguientes factores:

Backlinks

Desde la creación de Google, los enlaces que una web obtiene de otras páginas web ha sido el eje central de su algoritmo.

Y eso a día de hoy no ha cambiado.

Por lo tanto, es muy importante lograr backlinks que apunten a tu página web.

Aunque aquí tengo que hacer un inciso.

No todos los enlaces valen lo mismo.

En general, te interesan enlaces de páginas web con una buena autoridad, si puede ser relacionadas con la temática de tu web.

¿Y cómo podemos diferenciar la autoridad de una web de otra?

Pues muy fácil.

Yo siempre suelo poner el mismo ejemplo.

No es lo mismo que te ponga un enlace el periódico online el mundo que el blog de tu primo al que solo siguen cuatro gatos.

Es algo extremo, pero es para que veas la diferencia.

Un solo enlace que provenga del lugar correcto, puede tener mucho más valor que 10000 enlaces desde sitios mediocres.

 

Autoridad de la web

Hace unos años la autoridad de una página web se medía con el ya obsoleto Page Rank.

Cuanto mayor Page Rank tenía una web, mejor se posicionaba en general.

Pero Google dejó de actualizar esta métrica y todos parecimos quedar huérfanos.

Rápidamente empezaron a surgir alternativas a Google y hoy en día podáramos decir que las métricas más relevantes para medir la autoridad de una página web podrían ser el Domain Authority de MOZ y el Domain Rank de Ahrefs.

Con estas herramientas puedes analizar tu web y las de tu competencia para evaluar la autoridad de cada una.

Si tus competidores tienen una alta autoridad, te puedo asegurar que te va a costar bastante acercarte a ellos.

En cambio si no tienen demasiada, es posible que te resulte más fácil posicionarte si haces las cosas bien.

 

Contenidos relevantes

Está demostrado que si quieres aparecer en los resultados de búsqueda de Google para unas determinadas palabras clave, tu web tiene que publicar contenidos relacionados con esas palabras clave.

Esto que acabo de poner, puede resultar una obviedad como una catedral.

Pero es que muchas veces este punto no se cumple.

Por ejemplo, pongamos que tienes una empresa de fontanería.

¿Cómo demonios sabe Google que tu empresa es una empresa de fontanería y que debe aparecer en los resultados de búsqueda para palabras clave relacionadas con la temática?

No sirve poner algo como “somos una empresa de fontanería con 20 años de experiencia en el sector” y sentarse a esperar un aluvión de tráfico.

Lo que tienes que hacer es publicar artículos relacionados con la temática general (fontanería).

Por ejemplo, cómo desatascar un fregadero, qué hacer cuando un grifo pierde agua, cómo reparar un tubería rota, etc.

Eso es lo que la gente busca cuando necesita un fontanero.

¿Lo pillas?

Eso es lo que le dice a Google que tu web va sobre fontanería.

Además, no te tienes que dispersar demasiado.

Quiero decir que no empieces a publicar artículos sobre jardinería.

Hay que mandar señales precisas a Google.

 

Contenidos extensos

Otra cosa que está más o menos demostrada (aunque siempre hay excepciones) es que los artículos extensos normalmente a la larga se posicionan mejor que los cortos.

Google suele relacionar un artículo extenso con un artículo donde se toca un tema con profundidad y que por lo tanto, será de mayor utilidad para los usuarios que están buscando información sobre esa temática.

En cambio, suelen relacionar artículos cortos con contenidos de relleno, escrito únicamente para “cumplir” y tratar de atraer visitas de forma fácil.

¿Y qué es un contenido largo? Te preguntarás.

Pues normalmente la horquilla va de entre 1000 a 2000 palabras por artículo.

No hay nada oficial sobre esto, simplemente es lo que la mayoría de webs que se posicionan bien han visto que les funciona mejor.

Ahora es cuando vendrá alguien que me dirá que tiene un artículo de 400 palabras posicionado en la primera posición.

Puede ser.

De hecho pasa, pero no es lo habitual.

Habría que saber qué es lo que han hecho para lograr esa posición.

Porque si se trata de blackhat o algo parecido, yo no te lo recomiendo para nada.

Sobretodo si tu página web es seria, es de tu empresa o negocio y pretendes hacer algo en condiciones a largo plazo.

 

La velocidad de carga de la página web

El punto de la velocidad de carga de una web a menudo no se tiene en cuenta.

Pero cada vez más está empezando a tener más importancia.

Si lo piensas es lógico.

Cada vez somos más impacientes a la hora de navegar por internet.

Si una página carga muy lenta, no esperamos a que termine de cargar.

Simplemente nos vamos a por otra.

Pero tampoco te obsesiones.

Actualmente hay mucha gente volviéndose loca con este tema.

Eliminando de la web cualquier cosa que pueda ralentizar la carga y reducir la velocidad.

Ten en cuenta que cualquier cosa que tenga tu web (imágenes, vídeos, plugins, etc), por definición va a hacer que tu web tarde algo de tiempo en cargar.

No es cuestión de dejar tu web pelada y sin apenas funcionalidad simplemente para lograr que cargue rápido.

Hay que lograr un término medio entre velocidad de carga y funcionalidad.

No se trata de que tu web tenga que cargar en décimas de segundo.

Sino de que cargue lo suficientemente rápido para que el usuario no se empiece a molestar…

¡Y para que Google no te penalice!

 

Conclusiones

Con este artículo mi intención era mostrar cómo funciona Google a la mayoría de gente que no sabe muy bien de qué va todo esto.

Hay mucha gente que se piensa que eso de aparecer en Google es algo parecido a una opción que hay que activar en la web o algo así.

Ni te imaginas la de gente que una vez que le diseño una página web me dicen “Ah y quiero que mi web salga la primera en Google”.

Claro hombre.

Yo también lo quiero.

Es importante diferencia entre un trabajo de diseño web y otro de posicionamiento.

Si bien al diseñar una web hay que hacer las cosas bien y trabajar la parte de SEO on page, no se puede esperar que eso por si solo haga que una web se posicione sola sin hacer nada más.

Es importante tener en cuenta que ahi fuera hay millones de páginas web que también quieren estar en las primeras posiciones.

Es literalmente imposible que todos estén por lo menos en la primera página.

Sólo hay 10 lugares.

Por lo tanto, creo que es evidente que tendrás que hacer algo al respecto si quieres que tu web exista a ojos de Google.

¿Por qué mi web no aparece en Google ni se posiciona en los primeros lugares?
5 (100%) 3 votos

5 comentarios en “¿Por qué mi web no aparece en Google ni se posiciona en los primeros lugares?

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Hola que me dices si llevas varios meses posicionando varias urls con contenido, enlaces internos, externos, imagenes originales videos negritas etc y no aparecen estas url ni en las primeras 100 posiciones y otras urls sin hacer nada si aparecen. ¿alguna idea? gracias.

    • Hola Sergio, entonces lo que tienes que hacer es un estudio y análisis de los que aparecen en los primeros lugares, para determinar qué es lo que ellos están haciendo y tu no. Tal vez sean artículos más extensos o de mayor calidad, contenidos multimedia, backlinks de mayor calidad, tienen mejor copy, etc. Te recomiendo que utilices herramientas como ahrefs y semrush.
      Un saludo!

Deja un comentario

 

Leer entrada anterior
descargar-musica-smartphone
Formas legales de descargar música con un smartphone

¿Quieres música para tu móvil? Os voy a dar algunos consejos prácticos para conseguir descargar música con un smartphone o tablet...

Cerrar