Cómo hacer un currículum

como-hacer-un-curriculum

Un currículum o currículum vitae, también conocido por sus siglas CV, es una herramienta imprescindible para conseguir un puesto de trabajo.Y lo es tanto para los jóvenes que quieren acceder al mundo laboral por primera vez como para las personas adultas que necesitan reciclarse y conseguir nuevas metas profesionales.En este artículo te explico qué es y cómo hacer un currículum, con prácticos consejos sobre este documento tan importante en los tiempos que corren.

Además, como guinda al pastel, te ofrezco un par de plantillas que podrás descargar y utilizarlas para confeccionar tu propio currículum.

¡Vamos al lio!

Partes que debe tener un buen currículum

En todo CV que se precie, no pueden faltar estos datos:

  • Datos personales: un breve apartado en la cabecera del documento donde se indique la información básica sobre tu identidad y tu forma de contacto. Nombre, apellidos, dirección postal, dirección de e-mail, número de teléfono y cualquier otro dato que consideres necesario, como cuenta de Twitter o Linkedin.
  • Formación académica: un repaso a los estudios que has completado, no solo a nivel general (Primaria, Secundaria, Bachillerato, Universidad), sino también los cursos específicos o Másters especializados que hayas realizado. Es importante incluir las fechas de realización de todo ello.
  • Experiencia laboral: una lista de los puestos de trabajo que hayas tenido hasta ese momento, indicando datos importantes como la duración en el cargo o las funciones que desempeñabas.
  • Idiomas: este es un apartado cada vez más importante, pues las empresas lo tienen muy en cuenta. Tendrás que indicar todos los idiomas que hables y el nivel que tengas en cada uno de ellos, especificando la parte hablada y la parte escrita. Si tienes algún título de instituciones oficiales con su respectiva certificación en el marco europeo (B2, C1, etc.), indícalo.
  • Informática: en este caso, hay que indicar tu desempeño en determinados programas informáticos y sistemas operativos. Las empresas lo tendrán muy en cuenta con respecto a puestos de trabajo técnicos, como diseñadores gráficos o programadores.
  • Datos de interés: se trata de un apartado que puedes incluir al final de CV a modo de comodín, en el que se puede hacer mención a intereses personales relevantes o cualquier situación que consideres que el empleador debería saber sobre ti.

Con respecto a sobre si un currículum debería tener foto, no hay una regla fija al respecto.

En España, la tendencia es a sí incluir una foto de carnet al inicio del currículum porque muchas empresas así lo solicitan.

Sin embargo, en otros países como Reino Unido, esto no solo es desaconsejable sino que puede llegar a ser ilegal, pues se considera que para acceder a un puesto de trabajo el aspecto físico no es importante y sí las aptitudes y la experiencia del candidato.

Por tanto, en nuestro país puedes incluir una foto, al menos si consideras que ayudará a proyectar una mejor imagen de ti.

Tipos de currículum

Aunque las partes de un currículum son prácticamente invariables, puede variar el modo en el que se éstas se disponen dentro del CV. Esto hace que surjan diferentes tipos de currículum:

El currículum cronológico

En este tipo de currículum se presenta la información sobre la experiencia laboral y la formación académica de forma ordenada y en modo cronológico.

Es una buena manera de mostrar cómo ha sido la evolución personal y profesional del candidato, especialmente cuando el candidato tiene una experiencia amplia y lógica, es decir, que las diferentes etapas de su carrera le hagan desembocar en un puesto de trabajo como el que pretende conseguir en esa entrevista de trabajo.

[sociallocker id=»4847″]Descargar Plantilla Currículum Cronológico[/sociallocker]

El currículum cronológico inverso

Es como el anterior, pero las etapas se presentan en sentido inverso, es decir, se muestran primero las experiencias laborales más recientes, de modo que el documento tiene una apariencia más actual. Es probablemente el tipo de currículum más habitual.

El currículum funcional

Se trata de un CV que no se centra demasiado en las etapas de formación y de empleo, sino que busca destacar las capacidades concretas que te convertirían en la persona adecuada para ese determinado puesto de trabajo.

De esa manera, se resaltan los títulos específicos relacionados con ese sector, las experiencias previas que tengan que ver con ese puesto, los intereses personales que te puedan hacer ganar puntos al respecto.

Se puede decir que es un CV a la carta de cada oferta de trabajo y no un documento para entregar indiscriminadamente a todas las empresas.

[sociallocker id=»4847″]Descargar Plantilla Currículum Funcional[/sociallocker]

Cómo hacer un currículum verdaderamente atractivo

Estos son algunos consejos sobre cómo hacer un currículum que cautive a las personas encargadas del proceso de selección:

  • Potencia tus puntos fuertes: esto se puede llevar a cabo más fácilmente en un currículum funcional, pero también en los cronológicos, sobre todo utilizando de manera inteligente el apartado Datos de interés.
  • Adáptalo al sector de la empresa en la que quieres trabajar: si es una compañía de servicios técnicos y especializados, puedes obviar tu experiencia laboral en empleos generales o de otros sectores, pues rara vez aportarán valor añadido a tu currículum.
  • No mientas ni exageres: es una regla básica a respetar puesto que, aunque en primera instancia tu CV puede seducir a las personas encargadas de la selección, al final te acabarán descubriendo y el efecto que se producirá será inversamente proporcional al agrado creado al principio.
  • Incluye una carta de presentación dirigida a la empresa en cuestión: un recurso muy útil para ofertas de trabajo específicas. Puedes redactar un pequeño texto adjunto en el que demuestres conocimiento sobre la empresa y en el que expongas de forma razonada los motivos que te convierten en el aspirante adecuado para ese puesto. No hay que abusar del halago ni ser demasiado extensos.
  • Muéstrate flexible y responsable, es algo que las empresas valoran cada vez más. En el primer caso, expon tu situación personal y familiar y, aunque tengas personas a tu cargo, explica qué esfuerzos estarías dispuesto a realizar para adaptarte al puesto. Tener hijos no tiene por qué ser un handicap para conseguir un puesto de trabajo: al contrario, eso demuestra que estás verdaderamente interesado en tener ingresos y estabilidad, lo cual es una garantía de confianza y responsabilidad para la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: ​Jose Cabello .Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales.La Legitimación; es gracias a tu consentimiento.Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, imitación o Suprimir tus datos enviando un email a ​jose@josecabello.net o ante la Autoridad de Control.Encontrarás más información en mi política de privacidad

Share This
Ir arriba