Como reducir la tasa de rebote

Cómo reducir la tasa de rebote de tu web

Según la definición de la wikipedia:

tasa de rebote es un término utilizado en los análisis del trafico de visitantes de las web de Internet. Un rebote (en inglés bounce) se produce cuando un navegante abandona el sitio después de haber visto una sola página web, en unos pocos segundos.

Por lo tanto, si después de analizar tu página web observas que tienes una tasa de rebote elevada, tienes un problema.

Cuanto más tiempo pase un visitante en tu web, más posibilidades tiene de que haga una compra, se descargue un ebook, o haga lo que sea que a ti te interese.

Entonces, ¿qué puedes hacer para reducir la tasa de rebote en tu web? En este artículo te daré unas cuantas ideas:

1. Optimiza tu página web

Ésta es la parte técnica de todo lo que tiene que ver con reducir la tasa de rebote.

Aquí lo que tienes que analizar y buscar son tiempos lentos de carga de la página, código fuente que no cumpla con los standards, contenidos flash, etc. Todas esas cosas harán que tus visitantes se vayan tan rápido como llegaron.

2. Elimina de tu web molestias innecesarias

No hay nada que suela molestar más que el hecho de que una página tenga música y que además no se pueda quitar.

Otra cosa molesta es que los elementos básicos de navegación se encuentren muy por debajo de la zona visible de la web (en inglés “above the fold”) sin tener que hacer scroll con el ratón.

Otra cosa que también suele resultar molesta son los bloques de texto interminables que no invitan a su lectura o los pop up que no dejan de aparecer constantemente y que muchas veces no podemos ni cerrar.

En definitiva:

3. Ofrece contenidos relevantes

Esto puede resultar bastante obvio, pero te sorprendería ver la de páginas web que empiezan a hablar de un tema en particular y de repente cambian a otro. No expliques todos los productos y servicios que ofreces en la misma página, mejor divide esos contenidos en diferentes secciones y que sea el usuario el que decida qué es lo que quiere leer y cuando.

Esto también se aplica si por ejemplo tienes una tienda online y no tienes existencias de un producto, ahí sí que es un buen momento para mostrar productos alternativos o similares.

4. Evita formularios con demasiados campos

Numerosos estudios muestran que a mayor número de campos a rellenar en un formulario, mayor abandono de los mismos por parte de los usuarios. Trata de solicitar la información estrictamente necesaria en cada momento.

Seguro que no necesitas todos los datos personales de los visitantes de tu web para venderles algo. De hecho, es algo que puedes solicitar una vez se haya realizado una compra y el usuario estará mucho más receptivo a ofrecerte datos de contacto o personales.

5. Involucra a tus visitantes

No te olvides de que tus visitantes no son entes pasivos. Son personas como tu y como yo, que normalmente están muy ocupadas en sus cosas. Por lo tanto, ofréceles alguna forma para interactuar contigo. Ya sea mediante las redes sociales, comentarios en tu blog, un foro o un formulario de contacto, trata de que se involucren y no sean simplemente visitas que entran y se van de tu web.

Por supuesto que existen muchas más cosas que puedes hacer para tratar de reducir la tasa de rebote de tu página web, pero estos 5 puntos que te he explicado son los más importantes. Así que ¡manos a la obra!

Cómo reducir la tasa de rebote de tu web
Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

4 comentarios en “Cómo reducir la tasa de rebote de tu web

Deja un comentario

 

Leer entrada anterior
3 formas de usar tu blog para educar a tus clientes potenciales
3 formas de usar tu blog para educar a tus clientes potenciales

Blog, esa palabra que se ha puesto últimamente tan de moda. Muchas empresas corren a diseñar sus espectaculares blogs, que...

Cerrar