5 lecciones de Marketing de manos de “El Lobo de Wall Street”

marketing-el-lobo-de-wall-street

El otro día estuve viendo de nuevo una película que ya hace un par de años que estrenaron: “El lobo de Wall Street”.

En la película se narran las aventuras del joven broker de Nueva York Jordan Belfort.

Belfort hizo su fortuna (estimada en más de 100 millones de dólares) básicamente vendiendo acciones a los incautos e inexpertos inversores que lograba convencer.

Si bien la historia de su vida es bastante autodestructiva, sí que hay algo que Jordan Belfort sabía hacer muy bien: vender.

Así que basándome en la película y en todas las técnicas de ventas y marketing que aparecen durante toda la película, hoy te te traigo 5 lecciones de marketing de manos del mismísimo lobo de Wall Street.

1. Identifica tu cliente ideal y especialízate

marketing-el-lobo-de-wall-street-3

Todo el éxito de Jordan Beltfort se construyó al rededor de una gran idea…

Esta idea demuestra claramente la importancia de la especialización, ya que su empresa no solo vendía acciones de la bolsa de Nueva York, sino que vendía acciones de “a centavo” de dólar, es decir, de 0,01$ por acción.

Belfort se dio cuenta de que históricamente, este tipo de acciones solo se habían vendido a personas que tenían pocos ingresos. Así que decidió darle la vuelta a la tortilla y centrarse en justo lo contrario.

Su idea fue vender este tipo de acciones únicamente al 1% más rico de la sociedad y convertirse en el máximo referente.

Así que identificando su cliente ideal (y sin tratar de venderle a todo el mundo) fue capaz de hacer una fortuna.

2. Crea un sistema

marketing-el-lobo-de-wall-street-4

Normalmente la gente que se dedicaba a vender acciones por teléfono a gente adinerada fallaba irremediablemente porque no sabían cómo dirigirse a este tipo de personas.

Se suponía que la gente con dinero no iba a picar con los mismos trucos que se utilizaban para vender acciones a la gente normal y corriente. Así que Jordan Belfort ideó un sistema para entrenar a su equipo y escribió un guión que debían seguir cuando tenían que venderle a gente con dinero.

Su sistema fue testado, retocado y mejorado hasta hacerles literalmente millonarios.

Daba igual si el vendedor no tenía mucha experiencia en ventas, ya que simplemente tenía que seguir un plan y un guión donde todo estaba milimétricamente calculado para llevar al cliente a la venta.

Eso le permitió multiplicar su fuerza de ventas hasta niveles asombrosos.

3. Motiva a tu equipo

marketing-el-lobo-de-wall-street-5

Si has visto la película, habrás visto la atmósfera y el ambiente que reinaba en las oficinas de Stratton Oakmont.

De todas formas, más allá de los cuestionables hábitos del personal y sus fiestas, Belfort creó una atmósfera competitiva y llena de energía que llevaba a los empleados a querer ser los números 1.

No cabe duda de que Belfort era un experto motivando a su gente. Durante el día tenía dos reuniones donde compartía ideas inspiradoras y además ofrecía suculentos incentivos a los mejores vendedores.

Los vendedores querían trabajar duro para ganar el máximo dinero posible, pero también para cumplir las espectativas que Belfort ponía en su equipo y que eran parte de la cultura de la empresa.

No hace falta que te conviertas en un “lobo de Wall Street” con tu equipo, pero sí que puede ser interesante tener charlas motivadoras con ellos y ofrecer algunos premios y recompensas a los mejores.

4. Se persistente

marketing-el-lobo-de-wall-street-6

Un rasgo del carácter de Belfort era sin duda su persistencia.

Antes de entrar en el negocio de la bolsa, trabajaba en un negocio de reparto de comida a domicilio. Su problema fue que creció demasiado, le comieron las deudas y la empresa terminó quebrando.

Mucha gente hubiera dejado a un lado sus sueños empresariales, pero como el mismo Belfort decía:

Si quieres ser rico, no te rindas nunca. La gente tiende a darse por vencida. Si tienes persistencia, saldrás adelante por encima de la mayoría de las personas. Más importante aún, aprenderás. Cuando hagas algo posiblemente fracasarás, pero eso no es porque seas un fracasado, es porque no has aprendido lo suficiente. Hazlo distinto cada vez. Un día, lo harás correctamente. El fracaso es tu amigo”.

5. Aporta una solución a un problema grave

marketing-el-lobo-de-wall-street-7

En marketing hay un término en inglés que se conoce como “starving crowd”, que más o menos quiere decir en español “muchedumbre hambrienta”.

En pocas palabras esto quiere decir que es mucho más fácil venderle a alguien que está desesperado por encontrar una solución (esa es la muchedumbre hambrienta). Como el mismo Belfort decía:

Llegados a un punto, una de las preguntas que siempre hago es: ¿Cuál es tu mayor dolor de cabeza ahora mismo?”

Cuanto mejor puedas entender cuales son los problemas de tus clientes, sus mayores dolores de cabeza, más fácil te resultará venderles tus productos o servicios.

Bonus Track: Cómo no terminar como el lobo de Wall Street

marketing-el-lobo-de-wall-street-8

Si bien es cierto que Jordan Belfort tenía auténtico talento y era un crack en los negocios, también es igual de cierto que sus hábitos poco saludables y su enorme ego lo llevaron directamente a la ruina y a la cárcel.

Belfort fue sentenciado a 4 años de prisión y al pago de una multa de más de 100 millones de dólares.

El principal dallo de Belfort fue que su único motor era el dinero puro y duro. No le importaba lo más mínimo ofrecer un servicio o producto de calidad a sus clientes.

Ese es un fallo que muchas empresas tienen y tarde o temprano lo acaban pagando caro.

Así que más que en el dinero, concéntrate en cómo puedes ayudar de la mejor forma posible a tus clientes.

5 lecciones de Marketing de manos de “El Lobo de Wall Street”
5 (100%) 4 votos

9 comentarios en “5 lecciones de Marketing de manos de “El Lobo de Wall Street”

  1. Gracias por la información José… y dime… cómo puedo especializarme en mi cliente ideal… Yo empezaré a vender “Formas para ganar dinero por internet”

    Crees que acierto al decir lo siguiente?:

    Mi cliente o prospecto ideal es:

    Hombre o Mujer entre 25 y 45 años… empleado insatisfecho con su sueldo, y que constantemente busca nuevas formas de generar ingresos…. Tiene una familia, su esposa es ama de casa y con 2 hijos…. También lleva un tiempo probando “fórmulas mágicas” que ofrece el internet pero sin éxito al día de hoy.

    Dame tu feedback por favor.

    Gracias de antemano.

  2. Gran artículo. Desde luego, has dado las cuatro claves de este auténtico talento para los negocios. Si algo pone de manifiesto esa película es el carácter innato de las habilidades de Belfort, y cómo sabe transmitir un espíritu de equipo y corporativismo a sus empleados.
    Por otro lado, siempre demostró gran capacidad de ingenio, como bien dices, para buscar soluciones para los clientes con hambre en el mercado, demostrándolo cuando entra a trabajar con grandes cuentas cambiando el concepto inicial de negocio, orientado fundamentalmente a pequeños inversores de la zona.
    Totalmente de acuerdo en que en el marketing online se deben aplicar esos principios, puesto que exige de una presencia continua y donde se trabaja para “ganarse a cada cliente”.

    • Muchas gracias por tu comentario Rubén. De la película se pueden sacar buenas ideas para aplicar tanto a los negocios tradicionales comoa al marketing online. Eso sí, sin caer en los mismos errores que llevaron a Belfort al desastre total 😉

    • Sin duda el trabajo en equipo forma parte imprescindible en cualquier negocio. Sin un buen equipo detrás, al protagonista le hubiera resultado imposible llegar hasta donde llegó.
      Un abrazo!

Deja un comentario