El trabajo desde casa es posible. Te lo explico aquí

trabajo-desde-casa

El trabajo desde casa es posible. Sí, así de rotundo.

Y si no se ha extendido más en la sociedad es porque todavía existen muchos prejuicios en torno a esta modalidad de empleo que está teniendo cada vez más implantación en los países desarrollados.

Gracias a Internet, muchas profesiones se pueden desempeñar perfectamente a distancia, con los mismos resultados finales y con métodos de control igual o más de eficientes que los presenciales.

En este artículo te traigo datos y consejos que te ayudarán en la apasionante tarea de trabajar desde casa, sea cual sea la profesión que hayas elegido. ¡Adelante!

Beneficios del trabajo en casa

Los beneficios de esta modalidad a distancia tiene numerosas ventajas. A nivel general, son estas:

  • Te hace ahorrar tiempo: ya no tendrás que coger el coche, el tren o el autobús para desplazarte a tu puesto de trabajo. Si tenemos en cuenta que en España, según un informe del Servicio de Estudios de CaixaBank, el tiempo medio que gastamos en ir y volver al trabajo es una hora aproximadamente, el cálculo anual sobre 240 días laborables da como resultado… ¡240 horas recuperadas para ti!
  • Te hace ahorrar dinero: en este caso no haremos ningún cálculo, pero piensa todos los gastos de gasolina y abonos de transporte que dejarías de tener… Eso sí, y siendo honestos, para que ese ahorro de dinero sea real tienes que lograr un nivel de ingresos netos similar al que te tenías en tu trabajo presencial previo.
  • Generas menos impacto medioambiental, sobre todo si solías acudir en coche o en moto a tu puesto de trabajo.
  • Es más gratificante a nivel personal: como se suele decir, “tú eres tu propio jefe” y te organizas la jornada laboral como quieras, con los horarios que mejor te vengan y con los objetivos que tú te fijes. Pero ojo, eso no quiere decir que no tendrás responsabilidades. Al contrario, tendrás una obligación todavía mayor: la de ofrecer a tus clientes un servicio de calidad.

Consejos para los inicios en el trabajo desde casa

Si ya estás convencido de la nueva etapa que vas a iniciar, te vendrán bien estos consejos:

  • Apuesta por la calidad y reniega de los ‘trabajos milagro’: será muy difícil, por no decir imposible, que te puedas ganar la vida montando bolígrafos o ensobrando cartas manualmente en casa. Ten los pies en el suelo, identifica cuáles son tus puntos fuertes y explótalos dando un buen servicio. Y si tienes una buena formación en la materia, mucho mejor.
  • Crea un espacio independiente en casa: una habitación que te sirva de despacho te ayudará a concentrarte y a separar tu vida profesional y tu vida privada. De lo contrario, las distracciones reducirán tu productividad a mínimos insostenibles.
  • Sé organizado: no en cuanto mantener ordenado tu espacio, sino en relación a la programación de tareas. Ten una agenda siempre a mano, lleva el control de fechas, márcate unos objetivos de progresos y facturación periódica, etc.
  • Sincronízate contigo mismo: fundamental para ser organizado. En este sentido te ayudará mucho un buen móvil, con aplicaciones prácticas que den siempre acceso a tus tareas, tu calendario, tu información…
  • Hazte con un buen portátil: puede que no sea tu ordenador principal, pero es fundamental en la mayoría de las profesiones a distancia, sobre todo durante viajes o salidas profesionales, que alguna habrá.

Tipos de trabajos desde casa

Muchas son las profesiones que se pueden pasar al teletrabajo, independientemente del tipo de contratación.

Es decir, para trabajar desde casa puedes perfectamente ser un asalariado: si crees que de esta manera vas a rendir más, haz una propuesta a tu jefe explicándole cómo mejoraría la nueva situación para ambas partes:

¿Trabajo por objetivos? ¿Ahorro de energía? ¿Métodos de control exhaustivos?

Sin embargo, no cabe duda de que facturar como freelance es la forma legal más habitual en un trabajo desde casa.

Por suerte, en los últimos años se está promoviendo mucho el empleo autónomo, así que si te informas bien, quizás encuentres ayudas de tu Ayuntamiento, Comunidad o Cámara de Comercio.

Estas son algunas de las profesiones más comunes entre quienes dan el salto al teletrabajo:

  • Informático: programadores y desarrolladores pueden trabajar perfectamente por objetivos a distancia y realizar reuniones a través de Hangouts, ¿por qué no?
  • Diseñador gráfico: teniendo el software y el hardware adecuado en casa, cualquier proyecto se puede sacar adelante.
  • Redactor, traductor o sus diferentes variantes: por suerte para los profesionales de este gremio, las palabras no pesan, se llevan siempre encima y se pueden enviar de forma muy rápida en emails.
  • Asesores contables y fiscales: gracias a que las Administraciones Públicas se están renovando en materia online, la presentación de declaraciones de Hacienda u otros trámites burocráticos se pueden realizar ya por Internet. La relación con los clientes también puede ser fluida en un entorno online.
  • Youtubers: aunque existen otras muchas profesiones ‘en red’, la de youtuber llama la atención porque es nativa. Es decir, surgió en Internet y su hábitat exclusivo es Internet. Muchas personas se ganan la vida comentando situaciones cotidianas, ofreciendo videotutoriales o mostrando sus propias creaciones audiovisuales a través del portal más famoso de vídeo online.

Herramientas para el trabajo a distancia

Desde el punto de vista técnico, hay varias herramientas informáticas con las que tendrás que familiarizarte porque serán fundamentales en tu trabajo diario. Estas son las principales:

  • Una página web: imprescindible. Es la puerta de entrada principal para tus nuevos clientes. Puedes decantarte por un sitio estático a modo de portfolio o una web más dinámica e interactiva, pero difícilmente podrás trabajar desde casa y darte a conocer si no tienes tu propio espacio en la Red.
  • Las redes sociales: crea un perfil en una o varias redes sociales y gestiónalos de forma adecuada. Actualízalos, interactúa, ofrece contenido relevante, consigue nuevos Me Gusta… Mejorarán tu marca personal y te traerán nuevos clientes.
  • Software de ofimática: Word, Excel o Power Point son programas que todavía tienen mucha vigencia y con los que podrás crear documentos necesarios en toda profesión. Ahora bien, quizás sea más recomendable pasarse a la ofimática ‘en la nube’ de la mano de Google: sus aplicaciones cuentan con funciones no tan avanzadas como las de Microsoft Office pero siempre están disponibles en la Red para rescatar tus documentos cuando y donde quieras.
  • Almacenamiento en la nube: Google Drive permite almacenar archivos de todo tipo, al igual que otras compañías de servicios como Dropbox. WeTransfer te permitirá transferir documentos pesados sin necesidad de cargarlos directamente en tu servidor de correo.
  • Plataformas de trabajo freelance online: algunos portales web están demostrando que el trabajo desde casa es rentable y fiable para todos. En Estados Unidos, las más prestigiosas son Upwork (anteriormente oDesk) y Elance, ambas con sistemas de pago integradas y métodos de control de trabajo muy avanzados.
  • Gestores virtuales: si has elegido el trabajo desde casa para ahorrar desplazamientos, sería absurdo que tu gestoría fuese de la ‘antigua escuela’, presencial y en formato papel. Sitios web como Quaderno son un buen ejemplo de lo cómodo que es facturar online, presentar las declaraciones de forma telemática y centralizar la contabilidad en un servidor de Internet.

Si tras leer estas líneas sigues con el ánimo suficiente para iniciar tu nueva andadura, ¡enhorabuena y bienvenid@! Seguro que no te arrepentirás, pero ten claro que necesitarás mucho esfuerzo, paciencia y optimismo.

El trabajo desde casa es posible. Te lo explico aquí
5 (100%) 1 voto

2 comentarios en “El trabajo desde casa es posible. Te lo explico aquí

  1. Se nota que al escribir todo esto es alguien que ha trabajado desde casa. Estoy de acuerdo en casi todo.
    Soy agente de seguros, y tengo la suerte de poder también trabajar mucho desde casa, aunque también es verdad que muchos días es necesario, por no decir imprescindible, salir e “interactuar” con el mundo de 3 dimensiones.

    • En efecto Marc, ese es uno de los principales problemas. Aunque tiene muchas cosas buenas, corres el riesgo de convertirte en un hermitaño. Por eso es importante interactuar con el mundo en 3 dimensiones como tu bien dices, jajaja.

Deja un comentario

 

Leer entrada anterior
¿Cuales son las redes sociales mas importantes? Aqui las tienes todas

Cuando hablamos de redes sociales, es inevitable que nos venga a la cabeza Facebook, Twitter o Pinterest, las más populares...

Cerrar