crear-pagina-inicio-2

Cómo crear una página de inicio efectiva

crear-pagina-inicio

Ha llegado el día.

Por fin se te ha ocurrido esa idea fabulosa que tanto estabas esperando.

Esta vez sí que es la buena.

Esta es la oportunidad que habías estado esperando toda tu vida.

Ahora, tan solo falta crear una página web para ser capaz de mostrar tu idea al mundo y convertirte en el nuevo rey Midas.

Pero no puede ser una página web cualquiera, tiene que ser una que enamore, con un diseño espectacular, que plasme perfectamente la grandilocuencia de tu nuevo proyecto.

Así que vas a Themeforest y te tiras varios días revisando esas plantillas estupendas hasta que por fin das con la plantilla perfecta.

  • Colores ilimitados
  • Diseñador de páginas incluído
  • Multitud de shortcodes
  • Sliders de todos los colores y tamaños
  • Portfolios
  • Carrito de la compra
  • Foros
  • Landing pages
  • Pop ups

La verdad es que tiene de todo. Con esa plantilla estás condenado al éxito. La página demo es increíble, así que tu futura página web no puede ser menos que eso.

Pues déjame decirte que probablemente no vas a tener éxito con tu nueva página web.

La razón es simple: te has saltado un montón de pasos del proceso de creación de una buena página web.

Tener una plantilla bonita para wordpress no es el punto de partida. Una plantilla simplemente es una plantilla.

La primera impresión es la que cuenta

En la mayoría de páginas web, la página de inicio es la encargada de ofrecer la primera impresión a los visitantes. Es la encargada de empezar a explicarle tu historia a los visitantes.

Tienes que asegurarte de que tu página de inicio es agradable a la vista, con aspecto profesional, que genere confianza, responda a las preguntas típicas de tus visitantes y que les lleve de la mano hacia el siguiente paso.

Vale, entonces ¿cual es el problema? Pues que si ya tienes la plantilla, has montado el wordpress y ya estás manos a la obra, te has saltado toda la parte relativa a la planificación.

No puedes empezar con diseño antes de tener clara cual es tu historia, las respuestas que debes ofrecer a tus clientes potenciales, cómo generar confianza o la forma en que quieres plantear la información en la web.

Y el peso central de todo esto normalmente recae en la página de inicio.

Es importante tomarse un tiempo de planificación antes de empezar con el diseño a lo loco. Empezar una página web sin tener claros los objetivos no puede terminar bien.

Normalmente los problemas son que la plantilla elegida al final no cumple las expectativas, que las estructura diseñada no se adapta a lo que al final quieres hacer, que tienes que adaptar tu mensaje a la estructura de la plantilla, etc.

Empieza con un plan y plantéate algunas preguntas clave

Empieza por el principio. Una hoja de papel en blanco, las ideas principales y un plan de acción. Como te he comentado no sirve de nada empezar con una plantilla de la leche, con mil opciones de configuración.

Al final, una página web es un elemento de marketing, que necesita tener una estrategia y una planificación detrás.

Lo primero de todo es determinar cuales son los objetivos que la página web deberá lograr. Para que no te quedes parado, te doy algunas ideas:

Para ayudarte a diseñar tu plan de acción, deberías ser capaz de responder algunas de las preguntas críticas que seguramente se hace tu cliente ideal. ¿Cómo le puedes ayudar?

Hazte esas preguntas y documenta las respuestas. Esas preguntas y respuestas, te ayudarán después a escribir los textos de tu página de inicio.

Te doy más ideas:

  • ¿Cuál es tu mercado objetivo, tu target?
  • ¿Qué problemas tienen? ¿Cuales son sus necesidades?
  • ¿Cómo puedes ayudarles a resolver esos problemas?
  • ¿Qué producto, servicio o contenidos pueden ayudarles a resolver esos problemas?
  • ¿Por qué debería escogerte a ti y no a tus competidores?
  • ¿Puedes aportar algunas referencias que aporten credibilidad?
  • ¿Qué contenidos puedes ofrecerles para ayudarles a complementar la información que necesitan?
  • ¿Cómo podrías hacer que un visitante, se convierta en suscriptor de tu newsletter?

Una vez que tengas respuesta para esas preguntas, serás capaz de empezar a crear una estrategia que tenga una razón de ser. A partir de ahí, tendrías que ser capaz de crear un buen plan que te ayude a lograr tus objetivos.

Define a tus buyer personas y crea un camino para cada uno

Es importate tener bien definido cual es tu cliente ideal. El cliente ideal o buyer persona, es una especie de representación ficticia de tus clientes.

Sirve para centrar tus mensajes y personalizar tus objetivos de marketing. Recuerda que no le vendes a todo el mundo.

No voy a detenerme mucho en este punto, sencillamente porque es algo de lo que ya he escrito en el blog.

Lo importante de este proceso es que seas capaz de imaginarte claramente quien es tu cliente ideal, de modo que puedas crear los textos, los contenidos, la página de inicio y en definitiva tu web completa en base a sus gustos y necesidades.

Crea una navegación sencilla

¿Te ha pasado alguna vez entrar en un supermercado que no conoces, empezar a dar vueltas buscando algo y sentirte completamente perdido? Eso es exactamente lo que sienten los visitantes si tu web tiene una mala navegación.

Siguiendo el símil con el supermercado, es como si entraras en un Carrefour buscando algo muy concreto como las palomitas para el microondas.

Si no tienes ni idea de dónde están, puedes estar dando vueltas bastante tiempo antes de encontrarlas. Incluso es posible que si eres tan impaciente como yo, termines por irte sin comprarlas.

Para solventar ese problema, los grandes supermercados suelen ordenar sus productos por secciones y además son tan considerados que las etiquetan con grandes paneles informativos. Además, también suelen poner una especie de mapa del supermercado indicando donde se encuentra cada sección.

Eso es lo que hace que la “navegación” por un supermercado no se convierta en buscar una aguja en un pajar.

Además, no se trata únicamente de ordenar, sino de ordenar pensando en la lógica del consumidor.

Por lo tanto, las palomitas para microondas normalmente siempre suelen estar cerca de las patatillas, frutos secos y demás aperitivos.

No tendría sentido ponerlas por ejemplo en la sección de la verdulería, porque la gente no espera encontrarlas ahí.

Ahora llevemos todo esto a tu página web. Tus visitantes necesitan un orden y una navegación eficaz que les ayude a encontrar la información que están buscando en tu página web.

Incluso antes de empezar con la página de inicio, deberías plasmar sobre el papel cual sería el menú de navegación de la página web. Cuales serían las secciones más importantes.

Si la mayoría de los menus tienen secciones como “productos”, “servicios”, “acerca de”, “contacto”, etc. es por algo.

La gente ya está acostumbrada a encontrar la información organizada de esa forma, así que utiliza eso en tu favor.

Te recomiendo que no tengas demasiadas secciones en el menú y que trates de organizar la información y las secciones de la forma más organizada posible.

Crea llamadas a la acción

Bajo mi punto de vista, las llamadas a la acción son las grandes olvidadas en el mundo del diseño web. Creo que la razón principal es debido a que la mayoría de páginas web las hacen diseñadores web (¿lógico no?).

El problema que tiene esto, es que los diseñadores se suelen preocupar más por la parte estética de la web que por la parte relativa al marketing.

Además, este punto viene de la mano del punto anterior relativo a la planificación. Si no tienes claros cuales son los objetivos de la web, es muy difícil poder crear llamadas a la acción claras y enfocadas.

Las llamadas a la acción tienen que estar alineadas con los objetivos de marketing y tienen que llevar al visitante a realizar una acción concreta.

Estas pueden ser:

  • Darse de alta en la newsletter
  • Llamar para pedir más información
  • Escribir un comentario en un artículo del blog
  • Hacer me gusta en la página de facebook
  • Descargar un documento
  • Pedir una cita
  • Rellenar un formulario de contacto

Como ves, todas estas acciones acercan un poco más al visitante hacia ti y hacen que de un paso más hacia tus objetivos.

La verdad es que una llamada a la acción puede servir para casi cualquier cosa. Lo importante es tener bien definidos los objetivos que quieres lograr con la web.

Escribe un breve resumen sobre quien eres y qué es lo que haces

Una página de inicio tiene que tener texto. No una parrafada ilegible, pero sí el suficiente texto para que el visitante se pueda hacer una idea de quien eres y qué es lo que haces.

Trata de que este texto sea breve y conciso, pero que sea lo suficientemente informativo.

El objetivo de este punto es escribir un texto que sea de fácil lectura para los visitantes y que les ayude a confirmar que se encuentran en la página web adecuada.

Recuerda que en la página de inicio no tienes que contar tu vida. Hay gente que llena de texto la página de inicio pensando que así Google posicionar mejor su web.

Si bien es cierto que a efectos de SEO, es importante que tu página de inicio tenga texto que contenga algunas palabras clave, redacta siempre pensando en el usuario que va a visitar la web, no pensando en Google.

Y tu ¿cómo tienes tu página de inicio? ¿Te ha resultado de utilidad el artículo? Cuéntamelo en los comentarios

Cómo crear una página de inicio efectiva
5 (100%) 1 voto

Deja un comentario