7 razones por las que tu blog no funciona

razones-blog-no-funciona2

Estoy seguro que lees en muchos lugares que hoy en día tener un blog es algo fundamental. Yo soy el primero que lo dice.

Es muy posible que ya te hayas decidido y tengas tu flamante blog funcionando. Ahora bien, también es muy probable que las cosas no estén saliendo como esperabas y no estés obteniendo los resultados que imaginabas. Es muy posible que estés cometiendo algún fallo que haga que tu blog no llegue a despegar del todo.

Para poder ayudarte, hoy te voy a explicar 7 razones por las que tu blog no funciona. Vamos allá:

1. Tu blog está pasado de moda

¿Al visitar tu blog tienes la sensación de que estás viajando atrás en el tiempo? ¿Cuando intentas insertar una foto o un vídeo se te hace imposible debido a complicaciones técnicas? ¿El blog de tu empresa no tiene ni siquiera el mismo estilo gráfico que tu web?

Si tus respuestas a estas preguntas son afirmativas, es muy posible que tu blog esté totalmente pasado de moda. Puede que la plataforma que utilices sea antigua y no esté actualizada, o que el estilo gráfico y el diseño estén totalmente desfasados.

Muy posiblemente necesites mandar tu blog al taller de chapa y pintura y aplicarle un rediseño web.

2. El blog no es una prioridad para ti

Es fácil caer atrapado en la vorágine del día a día. Clientes que atender, trabajos para ayer, facturas por pagar, reuniones, llamadas telefónicas, problemas por aquí y por allá. ¿Quién tiene tiempo para ponerse a escribir un artículo para el blog?

La verdad es que te entiendo perfectamente, porque a mi me sucede exactamente lo mismo. Lo que pasa es que si quieres tomarte en serio el hecho de potenciar tu presencia en internet, tu marca personal o tu empresa, no te queda otra que tomarte bien en serio el tema del blog. Tendrás que convertirlo en un prioridad en tu agenda semanal.

Yo te recomiendo que hagas un calendario editorial y te obligues a publicar en determinados días de la semana.

Si trabajas solo, tendrás que hacerlo tu. Si tienes un equipo, lo ideal es repartir el trabajo entre todos y que cada semana sea uno el encargado de escribir y publicar en el blog. Así se hace mucho más llevadero.

3. No te has marcado metas

Si no te marcas metas ¿cómo demonios piensas alcanzarlas? La forma más fácil de mantener la ilusión y el entusiasmo con el blog es marcarte metas y por supuesto, alcanzarlas. Estas metas pueden ser publicar x artículos a la semana, lograr aumentar las visitas mensuales, las altas en tu newsletter, etc.

Por cierto, ¡luego no te olvides de celebrar tus logros!

4. No estás escuchando a tu cliente ideal

Como todo en esta vida, las cosas requieren su tiempo y esto del blog no es diferente. Si quieres crear contenidos de valor que la gente encuentre interesantes y quieran compartir, deberás invertir tu tiempo en investigar qué es lo que le interesa a tu cliente ideal. Recuerda que escribes para él.

El mejor lugar para escuchar son las redes sociales. Date una vuelta por los grupos de Facebook y Google+ relacionados con la temática de tu negocio. ¿De qué habla la gente? ¿Cuales son sus dudas y sus problemas? ¿Qué es lo que buscan? De ahí sacarás multitud de ideas para luego escribir artículos en tu blog.

5. Pasas olímpicamente de los comentarios

Un blog no es únicamente un lugar donde soltar todo lo que se te ocurra y no volver a prestarle atención. Un blog es un lugar donde tus lectores pueden interactuar contigo mediante comentarios.

Si no les prestas atención, no les respondes a las dudas que te planteen o simplemente no les haces caso, te aseguro que se sentirán ignorados y posiblemente no vuelvan comentar o directamente no vuelvan a tu blog.

6. No te diviertes con tu blog

Empezar con un blog puede ser algo tremendamente difícil e incluso agobiante. Si eres nuevo en esto, seguro que hay mil cosas que desconoces y te sientes algo perdido. Además, te llevará un tiempo tener una audiencia fiel que siga tus publicaciones.

Por otra parte, la presión de tener que publicar cosas constantemente (y que además sean de calidad) puede pesar mucho. Si se junta todo esto, es posible que no te estés divirtiendo con el blog, que más bien sea como una especie de castigo. Pero ojo, recuerda que se supone que en tu blog tratas sobre temas que te apasionan (tu trabajo debería apasionarte, sino  tampoco te divertirás con él).

Recuerda que tu blog no tiene que ser perfecto desde el primer mes. Al final lo que le interesa a la gente realmente son los contenidos que publiques en él y no importa tanto si el diseño es un poco feo. Ya tendrás tiempo de pulir los detalles.

Así que ponte las pilas y trata de disfrutar con todo esto.

7. No compartes tus contenidos

No me cansaré de repetirlo, las redes sociales son el lugar perfecto donde publicar y compartir tus contenidos. Además de lograr que otras personas empiecen a conocerte, Google indexará mucho más rápido tus artículos y eso será beneficioso para mejorar el posicionamiento de tu blog.

Otro lugar ideal para compartir tus contenidos es vía email. Es importante que desde el primer día empieces a construir una lista de clientes potenciales a los cuales poder enviar información relacionada con tu negocio. Si publicas un nuevo artículo, no te olvides de avisar a tus suscriptores por email.

El email marketing es algo fundamental a la hora de hacer crecer tu negocio.

Deja un comentario

Responsable del fichero: ​Jose Cabello .Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales.La Legitimación; es gracias a tu consentimiento.Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, imitación o Suprimir tus datos enviando un email a ​jose@josecabello.net o ante la Autoridad de Control.Encontrarás más información en mi política de privacidad

 

Share This
Leer entrada anterior
redisenar-web-small
10 puntos clave a la hora de rediseñar tu web si quieres ganar más dinero

Estoy seguro de que si tienes una página web o blog alguna vez te habrás planteado lavarle la cara y...

Cerrar